fbpx
Saltar al contenido

Comunidades vulnerables y la priorización del ingreso: Más allá de las necesidades básicas

Durante una nueva serie de conversaciones sostenidas en Mayo del 2022, Kuja Kuja dialogó con 868 miembros de la comunidad migrante venezolana, colombianos retornados y población de acogida distribuidos en seis ciudades del país con el propósito de entender la manera cómo ocurre la priorización de sus gastos, considerando los ingresos por ellos alcanzados.

Los impactos económicos generados por la pandemia, junto con el incremento continuo de los precios en el marco inflacionario del país, impacta cada vez más la forma como la comunidad distribuye sus ingresos alrededor de las necesidades básicas y de movilidad social llegando a considerar que sus ingresos no suplen las necesidades diarias. Este punto de vista se presenta mucho más fuerte en ciudades como Arauca donde el 97.7% los participantes indican que sus ingresos no son suficientes Riohacha (97.5%), Maicao (95.6%) y Cúcuta (91.5%). Como consecuencia, la población se ha convertido cada vez más selectiva al establecer su agenda de gasto, de modo que sea posible rendir al máximo su dinero disponible de cara a las diferentes responsabilidades económicas a las que deben responder.


En detalle, Arauca es una de las ciudades donde se prioriza el gasto de alimentación (78.7% de los participantes). Posteriormente, en las conversaciones se presenta como segunda y tercera prioridad realizar el pago de gastos relacionados a vivienda (21.6%), servicios públicos (20.6%), cerrando con el aseo y ropa para niños (11.3%). La razón por la que priorizan la alimentación ocurre debido a que el arriendo no se contabiliza al vivir en asentamientos irregulares o informales, o vivir en zonas alejadas de centros urbanos.

De manera similar, en Maicao la alimentación también es una inversión prioritaria (77.2%), sin embargo, diferente a lo indicado en Arauca, la población de esta ciudad afirmó que su dinero no alcanza para nada más (13.3%),  orientando sus excedentes ens  gastos de salud (13.3%) y en vivienda (12.0%). La perspectiva que el dinero no alcanza en esta ciudad se da porque en diversas conversaciones con la comunidad que allí habita, las personas suelen contar con el apoyo financiero de algún miembro de su familia o proveen este tipo de ayuda a sus familiares, por lo que conservan reducidos sus gastos que se distribuyen en otras necesidades. 

Riohacha, por su lado, , se observa una mayor priorización del gasto en comida (63.1%). Después de cumplir con esa responsabilidad, la población afirma que dirige sus ingresos para suplir las responsabilidades ligadas a vivienda (24.8%) y servicios públicos (6.4%). En esta locación, la población indica que tienen un trabajo informal o se encuentran desempleados, por lo cual cuentan con el apoyo de algún familiar para cubrir sus gastos, lo cual da luces sobre la redistribución de cargas en las unidades familiares sobre el gasto.

El comportamiento en la priorización de los gastos en Bogotá, Cúcuta y Villa del Rosario, difiere a las realidades descritas en Arauca, Maicao y Riohacha, dado que esta se ve reflejada en cumplir principalmente con las necesidades económicas que enfrentan las personas en cuanto a la vivienda. La alimentación sigue siendo importante, sin embargo se pierde como el gasto definitivo de la comunidad. 

La prioridad en destinar sus ingresos a vivienda es más latente en Bogotá, visto que en 46.4% de las interacciones la comunidad esto fue manifestado. Posteriormente, el pago de los servicios públicos (25.0%) y la alimentación (14.3%) son tenidos en cuenta en la escala de prioridad mostrando el patrón de  elevado costo de vida que tiene la capital colombiana. 

En el caso de Cúcuta, la población indicó que la vivienda es su prioridad en el 42.3% de las conversaciones sostenidas, siendo alimentación (21.1%) y servicios públicos (14.1%) los demás destinos donde se concentra el direccionamiento de sus ingresos lo cual puede estar relacionado con la propensión a solo existir arriendos diarios que generan mayores costos en el agregado. Esta situación se observa en Villa del Rosario igualmente donde el 40.3% de los participantes tienen como prioridad la vivienda.

Accede a toda la información de nuestro estudio, aquí: https://www.kujakuja.co/sector-pulse/


Kuja Kuja es una organización internacional privada, legalmente constituida en Colombia con financiamiento y operación local desde el año 2019 gracias a USAID. Kuja Kuja facilita métodos y herramientas tecnológicas como solución para escuchar abiertamente la voz de las comunidades, así como el soporte tecnológico para el procesamiento de esas conversaciones, que permite comprender y actuar sobre las prioridades de la comunidad en tiempo real.

Facebook
Instagram
LinkedIn